SIN HONOR: “¡PUTA GUERRA!” (VERNEY & TARDI)

¡Puta Guerra! de Verney y Tardi no es un cómic antibelicista, es antipatriótico, antigenerales, antihéroes, anti valientes, antipayasos… Si después de leerlo no quieres prenderle fuego a la bandera del ayuntamiento es que no te ha calado hondo…

Tardi hace tiempo que dedica viñetas a la IGM (le ofreció su trabajo a René Goscinny, el de Astérix, pero lo rechazó porque creía que se burlaba de los muertos…)

Su  álbum está dedicado a su abuelo.                            

[…] Era corso y zapatero remendón. La guerra le sacó de su pequeño taller y le enterró durante cuatro años en las trincheras. Murió cuando yo tenía cinco años. Le recuerdo viniéndome a buscar a la escuela, como un anciano que tenía grandes dificultades para andar y que necesitaba sentarse a menudo. El gas le había estropeado los pulmones y aumentado sus problemas cardiacos. A mí me resultaba muy difícil imaginarme a mi abuelo de uniforme, saber si había matado a alguien. Esa era la gran pregunta. Era un hombre pacífico y yo no comprendía que hubiese podido disparar contra otros. […]

Puestos a criticar el cómic peca de falta de “visión estratégica”, el soldado Varlot pasa de trinchera a trinchera, de ataque en ataque, de ratonera a hoyo como un pelele, empujado por generales ambiciosos anclados en las guerras del siglos pasado, que mandaban a desfilar vestiditos con pantalones rojos y casaca azul a carne de cañón mientras una ametralladora alemana hacía prácticas de tiro al pato. Supongo que eso a Tardi le da igual, precisamente de eso se trata, de mostrar lo absurdo de enviar jóvenes a morir por ganar un centenar de metros bajo fuego artillero, ahogados en fango o mutilados.

Para los más ambiciosos el historiador Verney aporta datos, cifras y causas en un dossier al final del libro.

Buen antídoto para lectores enamorados de las memorias de Otto Skorzeny.

¡Puta guerra!